Archivo de la etiqueta: El perro de Baudelaire

L’Hospitalet Manhattan

La compañía de teatro amateur El perro de Baudelaire demostró la universalidad del humor de Woody Allen, y la eficacia certera que sus gags, bien enlazados, pueden provocar en una audiencia ya entregada de antemano.

Perros en Manhattan

El centro cultural La Bòbila, una maravilla de construcción erigida en medio de tanta densidad de hormigón, se llenó sobre la hora con un público ávido de teatro arrimado por el boca a boca.

Por encima de la decena de squetches seleccionados para la obra destacaron un puñado: el de una filósofa condenada a muerte concibiendo una versión alternativa a la parábola platónica de la caverna; el de Humphrey Bogart aconsejando a un indeciso en el preciso acto de declararse a su amada (por cierto, interpretada por Natàlia Boronat Ruiz con una sutileza y savoir faire cercanos a Greta Garbo) y el de un hipnotizado corredor de seguros devenido en criminal extraído de La maldición del escorpión de Jade.

Personajes que desorientarían a Freud y a Lacan, perspicaces reflexiones desde el sentido común y situaciones de apariencia cotidiana pero en las que nadie nunca se ve inmerso, una constante de la obra de Allen, fueron la quintaesencia.

Ya se sabe que tanto en L’Hospitalet como en Manhattan, en Sebastopol o en Macondo, una compañía apasionada chocará a la hora de plasmarse con la falta de rodaje. Pero mientras el pulmón sigua latiendo encima del escenario, y los que estén debajo continúen con sus infatigables deseos de marcha, el perro seguirá entrometiendo su hocico dentro del frasco.

Anuncios